¡“Prisión, Muerte o Victoria”! “Solo Dios podrá destituirme del poder” Mensaje de Bolsonaro frente a un fin de mandato complicado

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro ha comenzado el año nuevo en el hospital tras haber ingresado el lunes por una obstrucción intestinal; aunque ya el miércoles fue dado de alta, el panorama político es complicado para el mandatario cuando solo restan nueve meses para finalizar su mandato.

Las encuestadoras presumen la derrota del mandatario ultraderechista frente al popular de izquierda Luis Ignacio Lula Da Silva.

El Presidente ha flaqueado en los temas más álgidos del acontecer diario, entre estos el escepticismo en las medidas de bioseguridad calificando al Coronavirus como una simple “gripecilla”, luego que esta ya ha cobrado más de 620 mil víctimas desde su llegada al país sureño.

En sus notas, RFI comenta que la economía sigue en descenso arropada por la inflación que partió del 3,5% en el inicio de su mandato y en la actualidad cuenta con el 10,74%.

Aun así, el Presidente de 66 años de edad, mantiene sus fuerzas y optimismos planteando soluciones para reversar estas cifras, como el plan social “Auxilio Brasil” con el que pretende beneficiar a 20 millones de personas con un pago mensual de 400 reales (70 dólares.)

Este es un análisis resumido de una gestión que lleva tres años y en la que sus especialistas aseguran una posible recaída de salud de no tomar las previsiones pertinentes; esto luego, del incidente del 2018 cuando fue apuñalado en un acto público.

Aun así, Bolsonaro se mantiene con pie de plomo en vista a la próxima contienda electoral de la que está seguro ganar, declarando: “Prisión, Muerte o Victoria. Solo Dios podrá destituirme del poder”

Comparte nuestras noticias

Entradas Relacionadas