Rusia suaviza el tono frente a la crisis con Ucrania

«Si depende de Rusia, entonces no habrá guerra. No queremos guerras. Pero tampoco permitiremos que nuestros intereses sean pisoteados groseramente, que sean ignorados», dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov.

Luego de una serie de acuerdo entre Rusia y Estados Unidos que aún no se han hecho público, el Kremlin se manifestó con este mensaje conciliador luego de varias semanas de fuertes tensiones.

Rusia se ha resistido a la expansión de occidente en sus fronteras, y espera rediseñar los acuerdos expuestos luego de la Guerra Fría con la concentración de miles de soldados en la frontera con Ucrania.

Frente a la intimidante presencia del Kremlin en las cercanías de Kiev, Washington y sus aliados del Trasatlántico Norte, han respondido con severas sanciones económicas ante la amenaza rusa.

Asimismo, el ministro ruso aseguró que occidente estaba ignorando los intereses de Rusia, sin embargo «algo» se había adelantado en la respuesta de la OTAN y EEUU, durante esta semana.

Reuter reseña, Lavrov manifestó que las contrapropuestas de Estados Unidos eran mejores que la de la OTAN. Rusia los estaba estudiando y Putin decidirá cómo responder.

En consecuencia, el embajador estadounidense John Sullivan declaró en rueda de medios «se ha planteado la posibilidad de medidas de transparencia recíprocas … Incluyendo sistemas de armas ofensivas en Ucrania, así como medidas para aumentar la confianza con respecto a los ejercicios militares y maniobras en Europa».

 

 

Comparte nuestras noticias

Entradas Relacionadas