Luego de escándalos y polémicas, Pedro Castillo acepta la renuncia de su ministro de Interior mientras que destituye al comandante de la Policía

Luego de un escándalo desatado por la designación de altos cargos en la policía, el hasta entonces ministro de Interior Avelino Guillén presentó su renuncia al ministerio, acto seguido del despido del jefe de la Policía Javier Gallardo.

Cabe destacar, que la titularidad del puesto queda vacante por cuarta vez en solo seis meses desde que está el presidente Castillo y permanecerá así hasta nuevo aviso.

France 24 señala en sus líneas, que la decisión tomada por Guillén fue motivada por desacuerdos con el mandatario a raíz de una serie de nombramientos, asensos y bajas dentro del organismo castrense, acto al que se le atribuyó la destitución del comandante Javier Gallardo.

Los desacuerdos en esta materia entre Guillén y Gallardo desataron varias semanas de controversias en las que resultó salpica do el presidente Pedro Castillo, pues el Congreso acusó al mandatario de presuntamente presionar por los cuestionados cambios al interior de la Policía.

 

Comparte nuestras noticias

Entradas Relacionadas