Una mujer estuvo a punto de morir tras dejarse un tampón puesto durante un mes

Una mujer estadounidense, de 35 años ha estado a punto de morir cuando accidentalmente se dejó puesto un tampón durante un mes, y esto le ocasionó una infección que puede ser mortal.

Se trata de Jessica Bailey , quien vive en Lancaster, Pensilvania, con su esposo y sus tres hijos.

Los hechos se remontan unos años antes, cuando ella todavía tenía 20 años y trabajaba como bailarina erótica, según ha aclarado a Fabulous Digital, en The Sun.

Según contó, no tenía ni idea que el tampón seguía dentro de ella hasta que los médicos se lo extrajeron. «Lo que hacen las strippers cuando tienen el periodo y tienen que ir a trabajar es cortar el cordón del tampón para que no se vea», explicó en la entrevista.

Añadió que «a la mañana siguiente, cuando no lo notaba dentro, asumí que me lo había sacado, lo sustituí y seguí con mi vida habitual sin darme cuenta de que había un segundo tampón dentro».

No supo que algo iba mal hasta que empezó a sentir náuseas.  La joven, de 20 años en aquel momento, pensó que era resaca, hasta que su novio la llevó a urgencias y el ginecólogo encontró el tampón.

Luego contó: «Cuando les dije a los médicos que creía que había estado allí un mes, se quedaron tan sorprendidos que me sentí realmente avergonzada, pero también estaba demasiado enferma como para concentrarme en sentirme estúpida».

Esta infección, conocida como el síndrome de shock tóxico, provoca la entrada de una bacteria en el torrente sanguíneo. Tres de cada 100.000 mujeres sufren esta enfermedad, que puede incluir fiebre elevada, hipotensión, vómitos, mialgia e incluso dificultad respiratoria.

Comparte nuestras noticias

Entradas Relacionadas