Rusia alega que el hospital materno de Mariúpol era una base de fuerzas ucranianas

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha asegurado este jueves que el hospital materno-infantil de Mariúpol no era ya un centro médico, sino una base de «extremistas» ucranianos.

«Era una base de un batallón radical», ha dicho el jefe de la diplomacia rusa al término de la cuarta reunión de negociaciones con su homólogo de Ucrania, Dimitro Kuleba.

El canciller ruso ha asegurado que las autoridades de su país ya habían denunciado previamente que los pacientes y el personal del hospital habían sido expulsados de unas instalaciones.

Según las autoridades ucranianas, tras el bombardeo al menos tres personas perdieron la vida, entre ellas un niño.

Incluso, la principal portavoz de Lavrov, Maria Zajarova, directamente ha hablado de «terrorismo informativo», publica Europa Press.

Por otro lado, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha asegurado ante los medios que solicitará más datos a las Fuerzas Armadas antes de emitir una valoración más precisa.

«No tenemos una información clara de lo que sucedió allí», declaró a la prensa.

Comparte nuestras noticias

Entradas Relacionadas