Se emborrachó y pidió un Uber para ir a «ayudar» a Ucrania

El pasado 5 de marzo, Leoni Flides, de 34 años, decidió salir a celebrar el cumpleaños de una amiga con varios tragos dobles en Manchester, en Gran Bretaña.

Mientras conversaba con todos los asistentes a la fiesta sobre el conflicto bélico en Ucrania, la mujer pidió un Uber de 6.000 dólares para ir a Ucrania para «ayudar».

Además, consciente del largo viaje, Flides no solo se limitó a pedir un automóvil, sino que solicitó la versión XL, la más grande de la aplicación que ofrece “más espacio para las piernas”

Solo se salvó por tener «fondos insuficientes» en la tarjeta, aunque Uber intentó cobrar por anticipado el pago nueve veces, contó al diario Metro.

A la mañana siguiente, cuando la despertó una de las múltiples notificaciones que su teléfono había recibido, Flides comenzó a ver esa pantalla y se percató de lo que había hecho.

“Incluso mi banco me llamó, porque creían que mi tarjeta había sido robada y utilizada de forma fraudulenta, por los nueve intentos de cobro de la aplicación”, contó la protagonista de este insólito hecho al citado medio de comunicación.

Comparte nuestras noticias

Entradas Relacionadas