Autoridades de Querétaro anunciaron la suspensión de cinco funcionarios públicos tras la batalla campal entre aficionados

La noche de este domingo las autoridades del estado de Querétaro anunciaron la suspensión de cinco funcionarios públicos tras la batalla campal de aficionados que se registró durante un partido de la primera división del fútbol mexicano y que dejó 26 heridos.

Así lo precisó la secretaria de gobierno del estado, Guadalupe Murguía, quien se refirió a la cancelación de los contratos de la empresa privada que tenía responsabilidad compartida en la seguridad del estadio Corregidora, de Querétaro, ciudad ubicada 218 kilómetros al norte de la capital.

Entre los funcionarios suspendidos, reseña el medio Al Día Dallas, se encuentran responsables de la fuerza de policía y la seguridad civil. Del mismo modo, se suspendió el contrato de otros tres que tenían funciones de coordinación de eventos.

Además, destaca el medio que la Liga MX suspendió los tres partidos que tenía programados para el domingo y  además, podría vetar la presencia de hinchas visitantes.

Comparte nuestras noticias

Entradas Relacionadas