FOTO: NG/ PIXABAY

Noruega abre las puertas del búnker del apocalipsis: ¿Por qué razón y que hay allí?

Le dicen el “arca de Noé” o “el búnker del apocalipsis” y se trata de la “bóveda del juicio final”.

Se encuentra a unos mil kilómetros del Polo Norte, pero fue abierta porque recibió 22 mil nuevas muestras, provenientes de distintos países, informó el gobierno de Noruega.

Se trata de un búnker abovedado excavado en una montaña de las islas noruegas de Svalbard, en el océano glacial Ártico, se explica en el medio Milenio.

Su funcionalidad es para almacenar duplicados de las semillas de todos los alimentos del mundo, para asegurar su conservación en caso de ocurriera una catástrofe masiva de origen natural o causada por la actividad humana.

Sudán, Uganda, Nueva Zelanda, Australia, Alemania y el Líbano colocaron en la bóveda varios tipos de semillas, entre ellas mijo, sorgo y trigo, con el objetivo de para renovar sus propias colecciones.
Además, el Centro Internacional de Investigación Agrícola en Zonas Áridas, que ya retiró semillas en 2015, 2017 y 2019 por los daños ocasionados por la guerra en Siria, así como los depósitos ubicados en el Líbano y Marruecos, colocará en el banco unas ocho mil nuevas muestras, refiere RT.

Construcción del búnker del apocalipsis

Este búnker está ubicado a un kilómetro en línea recta del aeropuerto de Longyearbyen, consiste en una caverna subterránea cavada en el permafrost, donde las temperaturas son siempre inferiores a los 3 a 4 grados centígrados, y está diseñada para una vida útil prácticamente infinita, según la misma fuente.
En concreto, está situada a 130 metros bajo el nivel del mar y excavada 120 metros dentro de una montaña, consta de tres cámaras subterráneas separadas, cada una de las cuales puede almacenar 1,5 millones de muestras de semillas y se mantiene a una temperatura de -18 grados centígrados, explicó el MAF.

Comparte nuestras noticias

Te Puede Interesar Ver

Entradas Relacionadas